[ OPS Colombia | Escuelas Saludables ]

PROTOCOLO DE DESPARASITACIÓN PARA LOS ESCOLARES

 El presente documento se constituye en un protocolo para el manejo de las parasitosis intestinales en la población escolar. El protocolo ha sido adaptado para ser aplicado en cualquier comunidad escolar.
 

1. ENFOQUE.


De las 20 helmintiasis más graves que afectan a la población colombiana, se observa una prevalencia de nemátodos, especialmente entre la población escolar. El parasitismo intestinal y los problemas nutricionales (deficiencia de micronutrientes) son considerados como las principales causas de inasistencia, deserción escolar y deterioro en la capacidad de aprendizaje del niño. Estos dos grandes indicadores se encuentran íntimamente relacionados; tanto en sus causas como, en sus consecuencias.

El parasitismo intestinal afecta directamente el estado nutricional del menor, pues incrementa las pérdidas de hierro y vitamina A, causa pérdida de los nutrientes ingeridos e incrementa los niveles de anorexia. De otro lado, el parasitismo incide en la capacidad de aprendizaje y cognición del menor al incrementar las citokinas inflamatorias y el factor de necrosis tumoral, los cuales pueden afectar el Sistema Nervioso Central.

La malnutrición, además de ser un problema asociado a factores de postergación y pobreza, disminuye las defensas y favorece las infestaciones por helmintos. Esto se ve incrementado por hábitos y costumbres negativas tales como el hambre pasajera, generada por la falta de un adecuado desayuno o su definitiva ausencia.

Por esto, la desparasitación en escolares debe trascender la simple administración de antiparasitarios, para comenzar a generar conocimientos y cambios de actitudes en la comunidad escolar. De esta manera se lograrán bajos niveles de parasitismo (en forma continua y sostenible), que permitirán enfocar esfuerzos hacia otras causas que afectan la salud del escolar.

Con la desparasitación se logra disminuir la problemática tanto en el ambiente escolar, uno de los mayores focos de reinfestación, como en el familiar. El control del menor debe hacerse en la edad escolar, época en donde se presentan las mayores tasas de prevalencia e intensidad parasitaria.

La Estrategia de Desparasitación se plantea como una herramienta que hace operativos los compromisos adquiridos en las Políticas Locales de

PROTOCOLO DE DESPARASITACIÓN
Salud del Escolar y se convierte en una estrategia metodológica que responde a los requerimientos del Plan de Atención Básica del Escolar.
 

2. OBJETIVOS DE LA DESPARASITACIÓN.

 
OBJETIVOS
  • Mejorar la capacidad de aprendizaje de los escolares mediante la disminución significativa y sostenible del parasitismo intestinal.
  • Comprometer a la comunidad escolar en la disminución del parasitismo intestinal.
  • Fomentar el cambio de conocimientos, actitudes y prácticas, con el fin de sostener bajos niveles de parasitismo en la comunidad a partir de la escuela.
  • Implementar una estrategia educativa que haga sostenible la intervención y desarrolle un rol protagónico de los escolares, los padres de familia y los maestros.
  • Implementar una estrategia que permita hacer una evaluación permanente del nivel de parasitismo en el ámbito escolar.
  • Integrar la intervención en parasitismo con otras estrategias de salud que giren alrededor del escolar.
  • 3. METAS DE LA INTERVENCIÓN.

     
    METAS.
    • Dar cobertura al 100% de las escuelas públicas de Santiago de Cali.
  • Disminuir a menos del 20% la prevalencia del parasitismo intestinal en cada comuna.
  • Mejorar las condiciones de salud de los escolares con el fin de evitar el ausentismo, la deserción y la repitencia; problemas que impiden incrementar los índices de desarrollo educativo del escolar.
  • Lograr la integración de padres de familia, maestros y escolares con el fin de mejorar las condiciones de salud del escolar.
  • Eliminar los factores de riesgo que favorezcan la adquisición y transmisión de las helmintiasis en escuelas y hogares. Esto, con el propósito de disminuir la carga parasitaria en el ambiente.
  • Incluir la Estrategia Educativa en Parasitismo, en los curriculum de todas las escuelas.
  • Implementar la Estrategia de Evaluación del Parasitismo y sus efectos; al menos una vez al año en las escuelas.
  • Desparasitar, al menos dos veces al año, al 100% de los escolares de las escuelas objetivo. (Durante el primer año).
  • Mantener los niveles de prevalencia de parasitismo por debajo del 20%, sin necesidad de desparasitar a los cinco años de desarrollo del programa.
  • Evaluar los efectos de la estrategia en otros problemas de salud relacionados, tales como el estado nutricional.

  •  
     
    PROTOCOLO DE DESPARASITACIÓN

    4. NORMAS Y PROCEDIMIENTOS.

     

    4.1. Definición de la población objetivo.


    La población objetivo comprende todas las escuelas públicas del área de influencia. La cobertura debe ser escalonada. Se debe iniciar con las escuelas de los estratos socioeconómicos más deprimidos en donde sea más notoria la carencia de servicios públicos. (Principalmente las calles sin pavimento).
     

    4.2. Suministro de antiparasitario.


    El Albendazol 400 mg dosis única, ha sido establecido para ser utilizado en desparasitaciones masivas. Debe hacerse una evaluación de la eficacia de los antihelmínticos, con el fin de que cumplan unos mínimos requisitos:
     
    REQUISITOS
    • Que puedan ser utilizados en dosis únicas.
  • Que tengan un amplio espectro antihelmíntico.
  • Que no tengan efectos secundarios.
  • Las marcas comerciales o genéricas de Albendazol deben ajustarse a la evaluación del INVIMA o ésta debe solicitarse en caso de ser necesario.

    El suministro del antiparasitario debe cumplir con un sistema de información establecido.

    La persona responsable del menor debe informar sobre su consentimiento para el suministro del medicamento. Se le debe garantizar al niño la atención médica en caso de duda sobre efectos secundarios.
     

    4.3. Frecuencia de administración.


    Se sugiere una frecuencia de administración bianual. Se pueden realizar investigaciones puntuales para evaluar la carga parasitaria, prevalencia, intensidad, tasa de reinfección y tipo de helmintos, con el fin de proponer una frecuencia de desparasitación diferente.

    Se espera que los cambios logrados en conocimientos y actitudes, al igual que la disminución de los factores de riesgo en escuelas y hogares, permitan sostener bajos índices de prevalencia sin el suministro de antiparasitarios. (Al menos en los grados superiores y en un término no mayor de cinco años)
     

    5. ESTRATEGIA EDUCATIVA.


    Debe existir un espacio curricular que haga de ésta y otras estrategias educativas afines, parte integral del Plan Educativo Institucional (PEI).

    La estrategia tiene tres componentes:
     
    COMPONENTES DE LA ESTRATEGIA
    • Diagnóstico de conocimientos y actitudes sobre parasitismo en escolares, padres de familia y profesores.
  • Intervención con un material educativo que pueda ser utilizado por varios públicos: Los maestros con el escolar; el escolar con su familia; y el escolar con sus compañeros y amigos desescolarizados. Este material, que utiliza un componente lúdico, maneja los puntos críticos de los factores de riesgo y destaca los comportamientos que favorecen la transmisión y las altas prevalencias de parasitismo intestinal. El material desarrollado incluye:

  •  

     
     
     
     
     

    -Cartel SE BUSCAN: Para identificar los helmintos intestinales.

    -Casete Cantar y Vivir: Contiene una serie de 15 cantos y rondas con los puntos claves sobre parasitismo intestinal, nutrición y salud oral.

    -Conversatorios: Contienen estrategias de conversación sobre los temas mencionados.

    -Juegos: Con éstos, el escolar maneja diversas situaciones relacionadas con el tema y sus posibles consecuencias. Igualmente, se manejan puntos claves sobre factores de riesgo y hábitos saludables.

    • Evaluación de la intervención educativa. Este componente tiene un efecto inmediato de cambio en el conocimiento de la comunidad escolar acerca de los temas mencionados. Estos cambios son a mediano plazo cuando se refieren a actitudes y prácticas hacia hábitos saludables, y a largo plazo para lograr bajos niveles de parasitismo sin la administración de antiparasitarios.

    6. COORDINACIÓN.


    La coordinación se hace en cada unidad local. En el caso de Santiago de Cali, se debe hacer en la comuna y en el lugar donde tenga asiento el Comité Local de Salud del Escolar.

    El apoyo técnico, logístico y científico se coordinará entre el Comité local y el Central. Este último definirá las necesidades de apoyo que se requieran.

    PROTOCOLO DE DESPARASITACIÓN
    El programa podrá ser objeto de investigaciones o proyectos específicos de otras instituciones, que conlleven el desarrollo de nuevas tecnologías o estrategias que fortalezcan la intervención en la población.
     

    7. EVALUACIÓN.


    La evaluación periódica debe ser una constante en las actividades de la escuela.

    La evaluación de la desparasitación tiene varios niveles que están consignados en la estrategia diseñada por CIMDER para este fin. En esencia, la comunidad escolar debe asumir esta evaluación de manera participativa, una vez que se haya apropiado del manejo del programa como tal.

    La evaluación se puede enfocar desde varios puntos de vista.
     

    7.1. En lo biológico.


    Mediante mediciones periódicas de muestras representativas en donde se estimen prevalencias, intensidad, clase de helmintos, carga parasitaria, tasas de reinfección, etc. Debido a que esto puede representar costos elevados, se definirán cohortes de seguimiento con técnicas epidemiológicamente válidas.
     

    7.2. En la desparasitación.


    Coberturas, aceptación, costos, etc.
     

    7.3. En lo educativo.


    Línea de base de conocimientos, actitudes y prácticas; uso del material educativo; transferencia de conocimientos hacia el hogar y la comunidad, etc.
     

    7.4. En el impacto.


    Mejoramiento del desarrollo cognitivo; disminución de los eventos que interfieren en la capacidad de aprendizaje; y esencialmente la disminución de los niveles de prevalencia en estudiantes que hayan recibido la estrategia durante su educación primaria.

    [ OPS Colombia | Red Colombiana de Municipios Saludables  | Protocolos: Cali ]

    Diseño Web - Juan Carlos Diaz - altatorre@geocities.com