[ OPS/OMS Colombia ] [ DANE ]
MORTALIDAD SEGUN CONDICIONES DE VIDA

INTRODUCCION

El conocimiento acerca de registros estadísticos de mortalidad en el mundo, se remonta posiblemente a 1519 (NOROENFELT L., Causes of death . A philosophical essay. Swedish council for Planning and Coordination of Research. Editorial Service. FHN, Eox 6710. Stockholm.); sin embargo, la referencia histórica más clara que se tiene, hace mención en Londres, Inglaterra, cuando a finales del siglo XVI esta región del mundo era azotada por la peste, que generó una alta mortalidad y motivó al gobierno inglés a expedir un Decreto por medio del cual se obligaba a llevar un registro de todas las defunciones, intentándose desde ya caracterizarlas según la posible causa de muerte, lo cual dio origen a las denominadas London Bills of Mortality (Listas de mortalidad de Londres).

Existe otra serie de trabajos entre los que se destacan las "Observaciones naturales y políticas sobre las listas de mortalidad, realizado en 1662 por John Graunt, donde se analizan las principales causas de muerte, la proporción de muertes en menores de 5 años, el exceso de mortalidad masculina, las diferencias entre la población urbana y rural y las variaciones estacionales, entre otros aspectos. Durante 1885, William Farr (FARR, W. 1885. Vital Statistics. A memorial volumen ot Reflections trom Reports and Writting. NA.) publicó su libro sobre Estadísticas Vitales, en el que ya expresaba la preocupación por la posible interrelación que pudiera existir entre los factores sociales y la salud, su relación con el comportamiento de las tasas de natalidad y mortalidad, las diferencias en la mortalidad, sus causas y el área urbana o rural donde vivían habitualmente las personas o el sitio donde ocurrían.

Desde los inicios de la Epidemiología, la asociación entre las condiciones de vida y la enfermedad y la mortalidad ha sido objeto de investigaciones, entre ellas la de John Snow (LILIENFIELD U., LILIENFIELU A. Fundamentos de Epidemiología. Editorial Addison - Weley Iberoamericana, SA. EUA. 1 987) que evidenció la relación entre el suministro de agua por una determinada fuente y una epidemia de cólera ocurrida en Londres a mediados del siglo pasado. También se recuerdan los estudios sobre la mortalidad y la clasificación de los hombres ingleses según las categorías ocupacionales, a su vez indicativas del estado socioeconómico, así como las observaciones en los hoy en día países industrializados, realizadas durante la época del auge de la revolución industrial bajo el modelo económico del liberalismo manchesteriano, que llevaron a los gobernantes y líderes políticos y sociales a introducir cambios en las condiciones de trabajo y mejoramiento de las características de vida de los obreros, a definir políticas de salud pública y a organizar servicios de salud que redujeran las desigualdades en la expectativa de vida, la mortalidad y los niveles de morbilidad de los pobres, que incluían en esa época a los obreros y sus familias.

Estudios de la mortalidad en los Estados Unidos de América, muestran diferencias en las tasas de mortalidad por enfermedades del aparato circulatorio, por afecciones perinatales y cáncer, según los diferentes grupos étnicos que indirectamente tienen distintas condiciones y estilos de vida, carga genética y accesibilidad desigual a los servicios de diagnóstico y tratamiento médicos.

En la última década, algunos países de Latinoamérica, bajo los auspicios o asesoría de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS). han realizado análisis de la mortalidad infantil, de la mortalidad en todas las edades y de la frecuencia de algunas enfermedades, según indicadores de pobreza o condiciones de vida (OPS/OMS, UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA. Perillas de Mortalidad según Condiciones de Vida en Venezuela. Caracas, Venezuela, 1983.), los cuales han servido para evidenciar la falta de equidad, y sustentar la necesidad de considerar políticas de desarrollo social, dentro de los planes de ajuste económico, consecuentes con las crisis presentadas luego de los problemas generados por el pago de la deuda externa en los años ochenta (UNICEF Políticas de Ajuste y Grupos más Vulnerables en América Latina. Fondo de Cultura Económica. Bogotá, Colombia. 1987.), por las dificultades financieras y fiscales después de instaurar las reformas de los Estados y acoger el modero de apertura y globalización económica.

En Colombia, el Ministerio de Salud publicó los indicadores correspondientes a diez años de estadísticas (MINISTERIO DE SALUD. La Salud en Colombia. Diez años de información. Minsalud, Dirección de Sistemas de Información. Santafé de Bogotá, DC. Colombia. 1994.), donde se presenta un análisis de la mortalidad según diez estratos del indicador síntesis de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), en el que se plantea que existe una alta correlación entre mortalidad y grado de urbanización, medida como concentración de población. Igualmente, mencionan que durante 1985, año de referencia del análisis, no encontraron en el país, ningún municipio en el rango de 0 a 9.9% de NBI y había sólo tres en el rango de 10 a 19.9 % de NBI y que en los rangos entre 20 a 29.9% y 30 a 39% de NBI, se ubicaron las ciudades capitales y algunas ciudades intermedias.

Las NBI (MUÑOZ M. DANE. Boletín de estadística No. 507/junio de1995; Los indicadores de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). || MUNOZ M., HIVAS O., DANE Boletín de estadística No. 520/jurio de 1996: Evolución de la Pobreza en Colombia. medida por NBI, 1991.1993 - 4995.) se definen como "las carencias que tienen los hogares en ciertos bienes y servicios que se consideran básicos para su subsistencia". Este indicador refleja y mide las carencias que tienen los hogares en ciertos bienes y servicios que se consideran esenciales para la subsistencia de sus miembros. Mediante este indicador se pretende identificar la proporción de personas que no pueden disfrutar de bienes y servicios que la sociedad considera básicos. En la actualidad, el DANE se encuentra elaborando nuevos indicadores de NBI, más acordes con las características de su pobladores y de sus viviendas, que permitan una diferenciación más fina entre ciudades y regiones, atendiendo la diversidad.

Es claro que, para el análisis de la situación de salud, se requiere un abordaje no sólo de los indicadores de mortalidad y morbilidad, sino de otros indicadores mediante los cuales, sea posible ver el grado de influencia, positiva o negativa, en la determinación del proceso salud - enfermedad, tales como: el grado de escolaridad, las condiciones de empleo o desempleo, la recreación, las condiciones de saneamiento básico de las viviendas, el tipo de vivienda, etc., constituyéndose así en la base para la formulación de políticas sociales, de salud, para priorizar los aspectos en los que es necesario invertir, decidir la organización más adecuada de los servicios, las características de los programas que deben formularse, los problemas que merecen intervención con enfoque de promoción y prevención, etc..

Teniendo en cuenta la necesidad de caracterizar la mortalidad en Colombia según las condiciones de vida, de manera que este conocimiento sirva de base para sustentar cambios en las políticas económicas y sociales que repercuten en el sector salud, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), por invitación de la OPS, previa concertación con el Ministerio de Salud, acordó adelantar y diseñar el presente estudio para identificar si existen diferenciales de la mortalidad según NBI en Colombia, precisar si hay variación diferencial para las distintas causas de muerte según las condiciones de vida que refleja dicho indicador, y disponer de información de base para comparación con posteriores estudios que permitan conocer la tendencia de la situación de salud.

Este estudio es esencialmente descriptivo, en el cual se busca mostrar el comportamiento de la mortalidad en Colombia por los diferentes estratos de NBI y grupos de causas analizados por las variables de persona y lugar, teniendo en cuenta también quien certifica la defunción. El documento se ha organizado en cuatro partes, así: en la primera, se presentan los objetivos; en la segunda, la metodología, dentro de la que se describen los criterios de estratificación según NBI, el ajuste de la proyección de la población mediante la utilización del método de prorrateo, la depuración de la información, los grupos de enfermedades seleccionados, los indicadores a utilizar y el cálculo del subregistro de las defunciones. En la tercera parte, se discuten los principales resultados obtenidos luego del análisis de la información; y en la cuarta parte se recopilan los hallazgos más relevantes y se hacen algunas recomendaciones tendientes a estimular nuevos estudios basados en la mortalidad según las NBI, en los que sea posible ahondar en el análisis de las mismas, mediante la utilización de métodos estadísticos y epidemiológicos más avanzados.

 

MORTALIDAD SEGUN CONDICIONES DE VIDA
[ Contenido | Presentación | Prologo | Introducción | Objetivos | Metodología | Resultados ]
[ Conclusiones | Recomendaciones | Bibliografía ]